Mas allá de brindar resolución a los problemas de salud de nuestros pacientes, institucionalmente estamos comprometidos en hacerlo dentro de un modelo de atención con calidad, seguridad y cuidado humanizado, nos debemos obligar al abordaje integral del ser humano en todas nuestras gestiones y actuaciones, enfrentando cotidianamente los efectos de la masificación y despersonalización que pueda atentar contra nuestros propósitos misionales. Es menester entonces establecer acciones y actividades que construyan permanente comunicación, buen trato, fomento del enriquecimiento de las relaciones humanas y un adecuado clima laboral.

Una de las primeras condiciones a tener en cuenta dentro de la prestación humanizada de servicios en salud es la seguridad, teniendo en cuenta aspectos claves del cuidado y haciéndolos evidentes ante el paciente y su familia. El programa de Atención Humanizada parte de la intención de las directivas y de cada uno de los funcionarios y colaboradores de trascender al prestar servicios en salud logrando que, sin importar el resultado final, nuestros pacientes sientan que fueron atendidos teniendo en cuenta su condición humana vulnerable y que hemos hecho todo lo posible por ayudarlos a superar la afectación de salud y bienestar, cuidándolos siempre y curándolos si es posible.

Search Courses